El renacer de la ex chica reality Pamela Leiva

Desde la adolescencia que Pamela sufrió de obesidad, por lo que se sometió hace 9 años a una operación bariátrica. Hoy quiere concientizar sobre la enfermedad a través del humor, por lo que la veremos en la próxima Teletón

La comediante y actriz Pamela Leiva volvió a nacer. Nueve años después de haberse sometido a una operación bariátrica, hoy es una persona nueva, consciente de su presente, pero también de su pasado, que la llevó a hacer un cambio completo en su vida.

A los 11 años Pamela comenzó a subir de peso. Los cambios hormonales le jugaron en contra y cuando cumplió 26 había alcanzado los 120 kilos. Tratamientos, dietas, gimnasio, probó de todo, pero nada la ayudaba. Su fuerte y simpática personalidad compensaban el hecho de que se sintiera insegura en su propio cuerpo, pero aun así notaba la discriminación cada vez que salía a la calle.

La obesidad no solo le trajo problemas sociales sino también profesionales. Cuando salió al mundo laboral descubrió que todo era más díficil de lo que pensaba. Incluso se vio obligada a trabajar en oficios que no se relacionaban en nada con sus estudios, lo que la mantenía frustrada.

 

“Me vi frenada porque me di cuenta de que la imagen sí importa. Mi imagen hablaba más que mis capacidades y eso me costó mucho entender. En las entrevistas mi peso era tema, sobre todo cuando llegaba la parte psicológica. Estar gorda no me dejaba desarrollarme tranquilamente, yo sabía que podía hacer más y no me dejaban desarrollarme, me estaba secando como una planta”, cuenta Pamela.

Con todo lo que intentaba lograba bajar unos kilos, pero ella asegura que no se daba cuenta, y a las pocas semanas los subía otra vez. “Boté plata”, asegura. Entonces, cuando ya no sabía qué hacer, escuchó sobre la cirugía bariátrica.

Con la ayuda de un equipo que se encargó de evaluarla ella supo cuál era el mejor tratamiento para su enfermedad. “Al principio lo hice por un tema estético, para sentirme mejor, pero después me reeducaron y entendí qué estaba pasando con mi cuerpo. Vi el tremendo daño que me estaba haciendo”, explica.

Pamela padecía de ovario poliquístico, hígado graso, resistencia a la insulina, y  todo debido a la obesidad. Sin embargo, ella no se dio cuenta del gran riesgo que corría hasta que pasó por el proceso de la operación. Entendió por qué era importante hacer deporte y por qué debía cuidarse con la alimentación.

“Todo va más allá de los físico y el cambio es muy importante. Cuado bajé los primeros 18 kilos mi resistencia a la insulina había desaparecido, mis ciclos menstruales se regularizaron. No podía creer que esa era yo cuando me miraba al espejo, me costó reconocerme”.

 

Hoy Pamela es el rostro de la campaña “Volver a Nacer”  creada por la Sociedad Chilena de Cirugía Bariátrica y Metabólica, en conjunto con Johnson & Johnson Medical Devices, quiees entregan información a los pacientes y público en general sobre la obesidad, sus riesgos, y las alternativas de tratamientos quirúrgicos que existen hoy en Chile.

A través de las redes sociales esta campaña busca visibilizar los riesgos de la obesidad y, al mismo tiempo, mostrar que la cirugía bariátrica es uno de los tratamientos más eficaces para el manejo de esta patología.

La ex participante del reality “1810”, a partir de su propia experiencia, espera aportar en la concientización de esta grave enfermedad que ya afecta a más de un 35% de la población chilena. 

Una forma de hacerlo, para ella, es el humor. Desde hace un par de años que decidió dedicarse al stand up, y en la mayoría de sus rutinas abarca el tema de la obesidad basándose en su propia experiencia. De hecho, la podremos ver participando en el bloque de humor de la próxima Teletón.

“Le bajo la presión a ser obesa, me río de mis penurias, podría encontrar historias tristes, pero para qué. Para mí es importante no olvidar que viví todo eso”.

Pamela explica que entendió que el físico no lo es todo. Lo importante es sentirse bien, y no crear falsas expectativas, ya que eso facilita el fracaso. Cuenta que otra cosa que le gusta de su rutina es que va más allá del cuerpo, ya que tiene que ver con sentirse bien, estar sano de cuerpo y mente. “Me saco la ropa y estoy llena de cicatrices, estrías, flacidez, hay signos claros de que hubo una operación, pero te vas viendo mejor, son heridas de guerra”, expresa.

 

Pamela comenta que es importante mantener contacto con el equipo médico, sobre todo el primer año, que es donde más sufre cambios el paciente. Es esencial la ayuda de psicólogos y nutricionistas, los cuales se encargan de medir el avance, y de regular que no haya una baja de peso extrema, o un efecto rebote.

Por otro lado, la comediante afirma que también es muy importante tener una red de apoyo que incluya a los amigos y familia, que estén siempre colaborando en todo el proceso.

“Uno no quiere comer porque tiene miedo, te complicas con la comida si vas a algún lugar, hay que aprender a pedir ayuda, yo no tengo la clave de esta nueva vida, pero mi experiencia puede ayudar a mucha gente”.

La actriz dice estar muy agradecida de su madre por toda la ayuda, pero también de sus sobrinas, quienes la ayudaban a la hora controlarse con los alimentos que compraba en el supermercado. “Si yo echaba una galleta, ellas la sacaban del carro, siempre me apoyaban”, afirma.

Además de concientizar con humor, Pamela lo hace a través de sus redes sociales. Cuenta que el 80% de sus seguidores tiene alguna inseguridad o problema con su cuerpo y peso, por lo que ella entrega tips, recomendaciones, y cuenta el proceso que ella vive. Asegura que busca entregarse a su público y contar cómo vive su vida, la cual describe como completamente normal. No está obsesionada con la comida, aprendió a tener una relación nueva con los alimentos, y dice estar muy consciente de que su mente debe estar bien, para que su cuerpo también lo esté.

  • Share this post

Previous Article Cirugía bariátrica: Una solución a la obesidad mórbida

Comments

Comments are closed.

volveranacer.cl · 2018

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com